Cosecha de Rioja 2011


Cantidad de 387 millones de kilogramos de uva en las 62.000 hectáreas de la Denominación de Origen Calificada.

Climatología

Temperaturas desviadas de la media en primavera, verano y otoño.
Temperaturas medias superiores en un grado en abril y mayo.
Mes de julio frío, con temperatura media inferior en un grado a la media.
Mes de agosto cálido, sobre todo en las noches, y septiembre, octubre y noviembre relativamente cálidos.
Lluvia escasa, próxima a la media hasta inicio de mayo.
En los meses de mayo y junio marcadamente inferior a lo normal, con julio y agosto muy cortos de lluvia.
Ausencia de heladas primaverales.

Vegetación

La brotación se adelantó una semana por calor y también la floración. Esta fue normal, apenas afectada por la sequía. Los fríos, relativos del mes de julio, anularon el adelanto y el envero ya tuvo lugar en fechas normales, pero ya fue muy afectado por la sequía. Desde el 19 de julio al 19 de agosto no llovió. Esto motivó, después de la maduración normal, un cuarto de cosecha desequilibrada por sequía, un cuarto excelente por coincidencia con estrés hídrico y la mitad de la uva no afectada por sequía, con buenas condiciones.

Maduración

Cursó con velocidades moduladas por los daños de sequía, con una parada a medio septiembre del peso de la baya y retroceso desde entonces hasta la vendimia. Esto ocurrió en otra cosecha de sequía (2003) y otras excelentes (2001, 2004, 2005 y 2010).

La cantidad de semillas medibles en vendimia nos expresa que la sequía no afectó a floración pero sí severamente el envero. El agostado y caída de hoja ha sido muy tardío por el otoño templado.

Maduración microbiana

Ha sido anómala con presencia esporádica de saccharomyces en el envero para después desaparecer del hollejo por completo, no volviéndose a encontrar hasta la racima en noviembre.

Presencia también breve y en envero de levaduras Hanseniasporas.

Sanidad

Perfecta durante todo el proceso vegetativo y en la maduración. El buen aspecto de la uva, con cierta apariencia a ceras, hizo entender presencia de levaduras que no ocurrió.

Encubado

Uva sana, carente de lacasa y con bayas de tamaño irregular.

Fermentación tumultuosa

Inicio con cierto retardo a pesar de la temperatura de llegada de la uva, que superó con frecuencia los 25ºC.

Desarrollo normal a lo largo de 8 días para ralentizarse al llegar a 5 gramos de azúcar residual. Esta ralentización coincidió con observación microscópica, que detectaba escasez de yemas en las células de levaduras. Ocurrió así en blancos, rosados y tintos.

La acidez volátil, antes de desarrollarse el proceso maloláctico, fue muy baja, inferior a 0,25 g/l.

Desacidificación maloláctica

Desarrollo fácil tanto en espontánea como con siembra de bacterias. La pérdida de intensidad colorante al concluir ésta es inferior a lo habitual. De un 20% en Intensidad de Color y de dos unidades en Indice de Polifenoles Totales. Las proporciones de ácido málico en el mosto encubado oscilaban desde 2,9 g/l para uva normal a 1,8 g/l en caso de sequía severa.

Vinos. Después de DML

1.- En uva no afectada por sequía:

2.- En uva afectada por sequía moderada:

3.- En uva afectada por sequía severa.

Generalidad

Se encuentran menos sabores herbáceos que en campañas precedentes y también menor tendencia a aromas reducidos. El afrutado es inferior.


© Manuel Ruiz Hernández y Ana Ruiz Pedreira, enero de 2012


Página principal