La fertilización y el número de semillas en Tempranillo


En los últimos años venimos estudiando la relación entre el número de semillas de la baya y la calidad de la uva. Pudimos simplificar tres relaciones:

  1. El número de semillas está en proporción con el volumen de la baya.
  2. El color está en relación indirecta con el número de semillas.
  3. El grado no está relacionado con el número de semillas.

Posteriormente hemos podido establecer otras relaciones:

Después de estos conocimientos hemos pretendido ver la incidencia de la fertilización. Un primer estudio se hizo en el año 2008 y otro en 2009.

Una experiencia es el control de cinco viñedos en 2008 y de los mismos en 2009; cuadro nº 1.

Otra es fertilización supletoria en 2008 sobre viñedo de gran calidad, de base fertilizante baja, suplementado en elementos y con espolvoreo de azufre. Este viñedo se controla en 2008, en el que se fertilizó y en 2009, en el que no se fertilizó.

Y la final es otro viñedo fertilizado supletoriamente en 2009.

La base es el mismo conjunto de viñedo que el anterior. La fertilización suplementaria, tanto en el año 2008 como en el 2009 es:

La aplicación en 2009 ha sido en enero.

Cuadro nº 1

Expresa los valores de semillas por baya como media de controles en cinco viñedos. Se han medido en la campaña 2008 en su envero y en la campaña 2009 en estado K.

VIÑEDOSEMILLAS/BAYA 2008SEMILLAS/BAYA 2009
R3,062,50
P1,601,75
V2,672,35
B1,771,55
Va2,152,51

De la consideración de este cuadro se deduce una aproximada repetitibilidad que es indicio de influencia de la planta de origen.

Cuadro nº 2

Expone los resultados de control de número de semillas por baya en cepas fertilizadas suplementariamente con los tres elementos N, K y P además de aplicación de polvo de azufre en la hoja. La fertilización suplementaria se aplicó en febrero del 2008. En 2009 no se aplicó más fertilizante.

FERTILIZACIÓNCONTROL 2008CONTROL 2009
Testigo1,291,71
N1,402,18
K1,842,53
P1,622,51
S1,102,83

Se deduce un efecto positivo ante la formación de semillas del suplemento fertilizante en todos los casos (N, K y P). Más acusado para potasio. En 2008 el espolvoreo de azufre dio un resultado reductor del nº de semillas, y estas cepas en 2009 dan resultado muy diferente, sin haberse aplicado en 2009. Esto fuerza a otro estudio sobre el azufre en próximas campañas. Resulta interesante que los incrementos se mantienen un año después y expresa un efecto residual interesante.

Cuadro nº 3

Expresa los valores de número de semillas por bayas en otro viñedo fertilizado suplementariamente en enero del 2009 y controlado en 2009.

FERTILIZACIÓN SUPLEMENTARIANº SEMILLAS/BAYA
Testigo1,98
N2,30
K2,77
P2,55
S2,93

Los resultados son similares a los conseguidos en el otro viñedo. También arroja resultado muy fuerte en el caso de espolvoreo foliar de azufre durante un mes (tres aplicaciones) previo a la floración. Esto es opuesto a lo registrado en la campaña 2008. Habrá que precisar el efecto con la precisión del espolvoreo de modo más concreto.

Conclusión.-

Fertilización fuerte con potasio y nitrógeno hace uvas con más semillas.

El conteo del número de semillas puede llegar a informar sobre estado de fertilización.

© Manuel Ruiz Hernández, julio de 2009


Página principal