Cambio climático y vinos de tempranillo


Al paso del tiempo las cosechas de vino parecen diferentes.Y es claro que existe un cambio de clima como evidencia la fenología. Pero resulta que se asocian los cambios y puede resultar por tal asociación más alarmante. Interesa analizar. Nuestras observaciones a lo largo de medio siglo desde la "ventana" de la Enológica de Haro y para tempranillo, en un hábitat concreto es:

Grado.- En 1960, la uva era de 11,5º y hoy es de 13,5º. Este cambio es imputable tanto a cambio de clima como a cambios del cultivo, pues aunque él no lo aprecie, el viticultor no hace lo mismo que sus antepasados.

Acidez.- La uva en 1960 era de acidez siete y hoy es de acidez cinco. Este cambio puede igualmente imputarse a cambio de clima como a cambio de cultivo.

Rendimiento.- Una hectárea producía 3,5 toneladas de uva y hoy son 8 toneladas. Esto es imputable únicamente a cambio de cultivo.

Nitrógeno.- El nitrógeno del mosto era en 1960 de 0,12 gramos por litro y hoy es de 0,3. Esto es imputable tan sólo a cambio de cultivo.

Peso.- El peso de la baya en 1960 era de 1,6 gramos y hoy es de 2,2 gramos. Esto es imputable tan sólo a cambio de cultivo.

Potasio.- El potasio del mosto era en 1960 de 1,5 gramos y hoy es de 2,2 gramos por litro. Esto es imputable a cambio de cultivo.

Levaduras.- Parece ser responsabilidad del cambio climático por existir ahora mayor presencia de especies de levaduras resistentes a 37ºC. La presencia de levaduras en viña en maduración es hoy menor que en 1960. Las especies hoy frecuentes resisten mejor a las altas concentraciones de glucosa y de sal. Sin poder precisar si es responsabilidad del cambio climático, las especies de levaduras hoy presentes en viña resisten mejor a antibióticos, no forman colores carotenoides y no tienen capacidad para utilizar el ácido cítrico.

Heladas de primavera.- Creemos que las típicas heladas de primavera, tan nefastas para el Rioja, hoy son menos frecuentes y menos fuertes. Esto sería cambio de clima. Consideramos que los meses de septiembre ahora son más calientes y esto sería también cambio de clima.

Brettanomyces.- La insidiosa levadura Brettanomyces, que hoy afecta negativamente a algunos vinos, creemos que es más frecuente por el cambio climático.

Estas consideraciones sobre observaciones continuadas desde 1960 hasta el año 2008 no suponen una variación regular. Existen dos rampas de estas variaciones. Una lenta desde 1960 hasta 1989 y otra rama o rampa más acelerada desde 1989 hasta hoy.

Por lo tanto, los cambios registrados en los vinos son la suma de cambios del modo de cultivo más el efecto de cambio de clima. Sobre el cambio de clima debemos actuar, aunque es difícil desde el viticultor, pero sobre los cambios de cultivo es fácil actuar.

© Manuel Ruiz Hernández, julio de 2009


Página principal