Sobre la cosecha 2007 de Rioja


Meteorología: Clima continental con máximo de lluvia en primavera y acusada sequía en verano. El invierno precedente (diciembre-enero-febrero) acumuló 140 litros por metro cuadrado, que es un dato muy positivo. Las lluvias, hasta el cuajado de la flor y desde enero, fueron superiores a 420 litros, lo que constituye un dato muy alto.

Ausencia de heladas primaverales y envero seco, con muy escasa pluviometría antes y durante. Prácticamente seco y moderada después. Escasez de lluvias en maduración y con leve incidencia en vendimia.

Vegetación: Brotación con leve retraso y crecimiento de órganos verdes lento, con tendencia a tonos cloróticos. Después, desarrollo normal.

Fitopatología: Tenues ataques de ácaros en inicio y acusado ataque de mildew al concluir la floración, abortando bayas y modificando la futura productividad por hectárea y tamaño de bayas irregular por irregular floración.

El mildew fue cortado con éxito a pesar de su fuerza y la sanidad de la baya siguió curso correcto, mientras que los hollejos de las bayas salvadas, por ser temprano el ataque de mildew, quedaron sin daño. En las últimas vendimias se percibía ataque de botrytis moderadamente aparente.

Maduración: Correcta, retrasada, calificada como la más retrasada del siglo XXI, pero esta desventaja de una semana se superó al nivel del día 5 de octubre, consiguiéndose maduraciones glucométricas de 13-14°, acidez total, normal con pH tendente a alto, maduración de polifenoles retardada con respecto al grado y bayas de tamaño muy variable, por la floración interferida por mildew.

Rendimientos por hectárea, consecuencia igualmente del ataque de mildew en floración. Uva óptima donde el mildew sólo dejó 5.000 Kilos por hectárea y estandar donde dejó hasta 8 Tm./Ha.

Calidad y cantidad de uva marcada por la floración y el mildew. Ningún vestigio de mildew en los hollejos, no ha sido una vinificación de uva dañada, sino de uva correcta salvada.

Fermentación tumultuosa: Correcta, sin sobresaltos, resultando en los casos de bajo rendimiento por hectárea, vinos de grado 13-14° con más de 1 gr./l de antocianos, IPT superior a 70, acidez volátil muy baja, alto nivel de glicerina, superior a 8 grs./l., aroma de fruta intenso y valores de azúcares residuales muy bajos, inferiores a 1,7 grs. En las últimas porciones de la vendimia el perfil llegó a ser de IPT inferior a 50 y antocianos de 600 mgs./l. Son los viñedos que salvaron gran producción, del orden de 8 Tm./Ha.

Fermentación maloláctica: Ha tardado en iniciarse, ha sido lenta y con paradas a nivel de 1-0,8 gramos de málicos. Estas paradas son de una semana, retomando actividad siempre que se ha persistido en el calor. Pérdida de color en DML del 24% con ascenso de acidez volátil de 0,1 grs.

Aclarado espontáneo: Muy difícil después de la tumultuosa y difícil después de la DML. Vinos que estando sanos no se mostraban claros. En algunos casos el color ha sido afectado por lacasa. Resumiendo, una cosecha marcada por el mildew temprano en cantidad y, de modo indirecto, en calidad-cantidad de 412 millones de Kgs. de uva


© Manuel Ruiz Hernández, marzo de 2008


Página principal